Consejos para escoger el cambiador

cambiador
¿Vas a tener un hijo en los próximos meses? Pues desde el Rincón del Peque te recomendamos que, antes de que llegue el esperado momento, lo tengas todo preparado para que únicamente puedas disfrutar de él. En este sentido, una de las cosas más importantes que deberás hacer es preparar la habitación del bebe, en la que no deberán faltar algunos elementos. Entre ellos se encuentra el cambiador.

Como se trata de una pieza fundamental en las habitaciones infantiles, hoy queremos darte algunos consejos para que escojas el cambiador ideal. ¿Te gustaría acompañarnos?

Un modelo acorde con las dimensiones

Puede que creas que para cambiar a tu bebé no necesitas un cambiador (basta con poner una toalla encima de la cama), pero lo cierto es que agradecerás tenerlo, ya que puede resultar muy práctico. Entre otras cosas, te vendrá bien para mantener una buena salud de la espalda. Sin embargo, deberás escoger un modelo que se adecúe a las dimensiones del espacio. Por tanto, si la habitación es pequeña, procura que el cambiador también lo sea.

cambiador1

Cambiadores convertibles

El cambiador es un mueble muy útil, pero lo cierto es que deja de ser práctico cuando prescindimos de los pañales. Por eso, una buena idea es decantarse por un modelo convertible, que se adaptará a las diferentes etapas. Para habitaciones con muy pocos metros cuadrados, pueden ser muy útiles los cambiadores portátiles o los abatibles, que cuando no se usan no ocupan espacio. Además, debes saber que en el mercado también podrás encontrar bañeras que se convierten en cambiadores solamente colocando una tapa.

Almacenaje y seguridad

Por otro lado, es recomendable que éste cuente con espacio de almacenamiento para tener a mano todo lo necesario para cambiar al pequeño. En cuanto a la seguridad, es necesario que si el cambiador tiene ruedas, disponga de frenos; y que esté realizado de forma que el pequeño no pueda caerse, rodar o pillarse los dedos. En este sentido, son ideales los modelos que cuentan con laterales elevados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *