Cómo saber si un bebé siente dolor

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

bebe-dolor
Aún sigue habiendo personas que creen que los bebés no sienten dolor. Esto se debe a que hasta hace algunos años, se creía que su sistema nervioso no estaba lo suficientemente desarrollado para que pudieran experimentarlo. Sin embargo, son muchos los estudios neurofisiológicos y anatómicos que han demostrado que esto no era así. De hecho, algunas de estas investigaciones han llegado a la conclusión que incluso son más sensibles al dolor que los adultos.

Sabemos que los bebés pueden sentir dolor pero el problema es que es muy difícil detectarlo, ya que no pueden expresarse con palabras. Eso sí, debes saber que algunos de sus gestos pueden advertirnos de que el pequeño puede estar sintiendo dolor. Si te preocupa este tema, te recomendamos que estés atento, ya que vamos a contarte cómo puedes saber si tu bebé siente dolor.

Llanto

Una de las principales señales de que el bebé puede sentir dolor es el llanto. Sin embargo, que los niños lloren puede significar otras muchas cosas: hambre, pañal sucio, sueño… Por eso, es importante que estemos atentos a las expresiones y los gestos de los niños, que nos pueden ayudar a identificar la causa del llanto. Además, es importante que tengas en cuenta que, según algunos estudios, los llantos por dolor son más altos y agudos.

bebe-dolor1

Expresiones del rostro

Según algunos expertos, hay algunas expresiones del rostro del pequeño que indican que puede estar sintiendo dolor: fruncimiento de la frente, boca acuosa, ojos y párpados apretados fuertemente, labios abiertos o en posición vertical… Además, algunos bebés pueden adoptar una posición contraída.

Otras señales del dolor en bebés

Por otro lado, es importante que tengas en cuenta que otros posibles síntomas del dolor en bebés son la respiración rápida, la frecuencia cardíaca aumentada, la sudoración excesiva, la pérdida de apetito y la apatía.

Artículo recomendado: El uso de analgésicos en niños para tratar el dolor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *