5 síntomas de que el bebé puede estar enfermo

hermanos
La salud es uno de los factores más importantes del bienestar de un ser humano. Y en la etapa de bebé, especialmente, cualquier síntoma adquiere un significado añadido porque el niño no puede explicar por sí mismo qué le ocurre. Es decir, llegas a los síntomas a través de la observación. Esta sintomatología que has observado es la que motiva la visita al pediatra. ¿Cuáles son las señales que conviene tener en cuenta?

Fiebre alta

Este dato es objetivo en sí mismo puesto que es el resultado de ponerle el termómetro al niño. En ese caso, es el especialista quien diagnostica cuál es el motivo de la fiebre. Una de las posibles causas puede deberse a una infección.

Llanto intenso

El llanto es una forma de expresión en esta etapa vital, un medio de comunicación no verbal que también puede tener otros significados. Sin embargo, si el llanto se prolonga durante varias horas sin que el niño recupere su estado de calma, es probable que esté experimentando algún tipo de molestia.

Apetito

A través del contacto diario, el amor y la observación tú conoces mejor que nadie a tu bebé. Si observas cambios repentinos en sus rutinas de alimentación porque el niño no muestra apetito en las tomas habituales, ten presente esta información.

No deben tomarse estos síntomas como un motivo para la alarma sino como datos para la prevención. En relación con este punto, tal vez el niño tenga algún tipo de dificultad para tragar el alimento o sufra vómitos.

Dificultades para respirar

Este hecho puede estar relacionado con algún tipo de alergia, bronquiolitis u otras causas. Acude al médico si observas cualquier indicio que te preocupe.

madre-e-hija

Manchas en la piel

Algunas patologías pueden producir algún tipo de reacción cutánea, por ejemplo, aparición de manchas. Un síntoma observable en sí mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *