El uso de analgésicos en niños para tratar el dolor

analgesicos
Al igual que los adultos, los niños pueden sentir dolor en diferentes ocasiones. Sin embargo, muchas veces los padres no sabemos cómo actuar para tratar este problema, entre otras cosas porque es muy difícil saber cuánto le duele realmente.

Para echarte una mano, hoy en Rincón del Peque vamos a explicarte las diferentes opciones que tienes a la hora de tratar el dolor en niños. ¿Te gustaría acompañarnos?

Paracetamol e ibuprofeno

Si quieres tratar el dolor de tu hijo puedes recurrir a los analgésicos. Los más comunes son el paracetamol y el ibuprofeno, que también sirven para bajar la fiebre. Eso sí, es importante tener en cuenta que el efecto no es inmediato, sino que tardan alrededor de 20 o 30 minutos, llegando a su punto de acción máxima una hora o dos después. Si a pesar de estas medicinas no se consigue controlar el dolor o éste aparece en cuanto se pasa el efecto del analgésico, es importante consultar al pediatra.

analgesicos1

Los analgésicos no dificultan el diagnóstico

Por otro lado, queremos comentar que administrar un analgésico al niño no dificultará el diagnóstico de una posible enfermedad. Es más, su uso puede ayudar a que la exploración del pediatra sea más fácil.

Efectos secundarios

Por otra parte, es importante que tengas en cuenta que los analgésicos pueden producir algunos efectos secundarios. Para evitarlos, lo mejor es seguir las indicaciones dadas por el pediatra, tanto en cuanto a la cantidad a administrar como en el intervalo entre toma y toma. El medicamento que puede causar más efectos es el ibuprofeno, ya que puede provocar náuseas, vómitos y molestias en el estómago. Por eso, si el pequeño tiene dolor abdominal o vómitos, lo mejor es administrarle paracetamol. Por último, queremos recordar que no deberás administrar medicamentos al niño si estos no son realmente necesarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *