¿Por qué los bebés no deben usar andador?

andador
Durante mucho tiempo, los andadores no faltaban en las casas con bebés, ya que muchos padres creían que eran muy útiles para enseñarles a caminar o para conseguir que los peques andaran antes. Y aunque durante los últimos años han perdido popularidad, todavía hay familias que siguen utilizándolos. Sin embargo, son muchos los profesionales que desaconsejan su uso. De hecho, están prohibidos en países como Canadá.

Según el Comité de Seguridad y Prevención de Lesiones Infantiles de la Asociación Española de Pediatría (AEP), los andadores conllevan muchos riesgos para los pequeños. ¿Quieres saber por qué no deberían ser utilizados por los bebés según la asociación? ¡Pues atento!

Riesgo de caídas

Como te decíamos la AEP desaconseja completamente el uso de los andadores, entre otras cosas porque cuadriplican el riesgo de caída por una escalera, duplican el riesgo de factura por caída por una escalera y adelantan la edad de caída por una escalera de los doce a los ocho meses. Por si fuera poco, aumentan el riesgo de quemaduras y de intoxicaciones.

andador1

Se pierden experiencias

Más allá de lo que te acabamos de comentar, es importante tener en cuenta que usando el andador el bebé puede dejar de hacer algunas cosas que son beneficiosas para los lactantes, como el gateo, la incorporación con apoyo, mirarse los pies, alcanzar y manipular objetos a su alcance para experimentar, desarrollar cualidad táctiles, olfativas y visuales… Además, debes saber que los niños que utilizan andador comienzan a andar solos más tarde.

Centros de actividades estáticos

La AEP recomienda optar por los centros de actividades estáticos para lactantes en lugar de por andadores. Eso sí, estos no deben tener ruedas y su base debe ser amplia. En estos juguetes los pequeños pueden entretenerse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *