Riesgos de los partos inducidos

parto inducido
Como bien sabes, son muchas las famosas que deciden programar sus partos para dar a luz el día que mejor les vaya. Shakira, Pilar Rubio o Sara Carbonero son algunas de las mujeres conocidas que han optado por esta alternativa que puedes escoger si acudes a clínicas privadas, ya que en la sanidad pública solo se contempla provocar el parto o realizar una cesárea cuando se considera que puede haber determinados riesgos para la madre o el bebé. ¿Por qué? Pues muy sencillo: los partos inducidos no son nada recomendables salvo en caso de necesidad.

Hoy en Rincón del Peque queremos hablarte sobre los riesgos de los partos inducidos. ¿Te gustaría acompañarnos?

Cuándo son recomendables los partos inducidos

Lo primero que queremos decir es que la mayoría de profesionales recomiendan los partos inducidos solo en determinados casos: rotura prematura de membranas, embarazo prolongado, enfermedades maternas como la hipertensión o la diabetes, presencia de meconio en el líquido amniótico, crecimiento intrauterino retardado…

parto inducido1

Riesgos para la madre

Como te hemos comentado al principio, este tipo de partos pueden acarrear algunos riesgos tanto para la madre como para el bebé. Por ejemplo, es importante tener en cuenta que este tipo de partos suelen ser más largos, por lo que las madres se cansan más y tienen más probabilidades de sufrir fiebre, deshidratación y exceso de contracciones. Además, al inducir el parto aumenta la posibilidad de necesitar una cesárea o un parto instrumental, por lo que se suman los riesgos de estos procedimientos: dolor, hemorragia, desgarros del canal de parto, infección…

Riesgos para el bebé

No hay que olvidar que en los partos inducidos no es el bebé quien elige cuándo nacer, sino los médicos, por lo que el feto puede no estar preparado. Así, si el parto se provoca antes de tiempo, aunque sea unos días antes, los bebés pueden presentar problemas temporales, como la dificultad para alimentarse, respirar o mantener la temperatura corporal, o la ictericia, si bien es cierto que hoy en día los médicos están preparados para determinar con precisión la fecha adecuada para el parto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *