Cuatro ventajas del parto en el agua

parto-agua
El momento de dar a luz es una experiencia vital para la madre. El parto en el agua es una posibilidad ofrecida por cada vez más centros por los beneficios que aporta. El parto en el agua solo puede llevarse a cabo de forma segura con la presencia de un equipo especializado partiendo siempre de la base de que el embarazo no haya tenido ningún tipo de riesgo o complicación. Además, la madre no debe tener ningún tipo de patología. ¿Cuáles son las ventajas del parto en el agua?

Alivio de la sensación del dolor

El agua produce una experiencia de relajación que aporta un efecto terapéutico a modo de calmante del dolor físico. A su vez, este incremento de la relajación física y mental también favorece el correcto ejercicio de las técnicas de relajación por medio de la respiración consciente.

Sensación de ligereza física

El contexto acuático aporta una sensación de ligereza al flotar en el agua. El aumento de peso en la recta final del embarazo es más evidente y este aumento de volumen dificulta el movimiento. Sin embargo, el contexto acuático favorece el cambio de posición con mayor comodidad.

Mayor sensación de intimidad

Esta es otra de las razones por las que algunas mujeres eligen el parto en el agua como una experiencia que aporta una mayor concentración en vivir ese instante en un clima íntimo.

relajacion

Efecto de relajación cuerpo y mente

El contexto acuático ayuda a reducir los niveles de estrés del momento desde un punto de vista holístico. Cuerpo y mente adquieren un estado de mayor bienestar gracias a la liberación de endorfinas. A su vez, el agua también regula la presión arterial que aumenta como consecuencia de la tensión que produce la ansiedad.

Sin embargo, más allá de las ventajas de este tipo de parto, cada caso es diferente. Por esta razón, siempre debes confiar en tu médico para tomar la mejor decisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *