El deporte durante la lactancia materna

deporte-lactancia
Ya te contamos todos los beneficios de hacer deporte durante el embarazo, pero todavía no te hemos hablado sobre las ventajas de practicar ejercicio durante el periodo de lactancia, que son más numerosos si cabe. Así, es importante señalar que el ejercicio mejora la función cardiovascular y la calcificación de los huesos, aumenta la fuerza y la flexibilidad muscular, estimula el sistema inmunitario, ayuda a perder grasa, aumenta la autoestima, produce sensación de bienestar…

Aunque podemos decir que la lactancia materna y el deporte son totalmente compatibles, es importante tener en cuenta una serie de consideraciones. Te las contamos a continuación.

Ejercicio moderado y regular

Lo primero que debes tener en cuenta es que en mujeres sin entrenamiento previo, el ejercicio físico intenso puede provocar la disminución del volumen de leche y cambios en su composición. Por eso, es preferible el ejercicio moderado, aunque practicado de forma regular. Por supuesto, no se recomiendan deportes con riesgo de traumatismos en la mama.

deporte-lactancia1

Mejor hacer ejercicio tras el amamantamiento

Por otra parte, debes saber que no es necesario esperar para amamantar al bebé tras hacer ejercicio, aunque es preferible ducharse o lavarse el pecho antes de ofrecérselo al pequeño. De hecho, algunos expertos recomiendan hacer el ejercicio tras dar el pecho. En cualquier caso, es recomendable que utilices sujetadores de deporte de algodón.

Más líquidos y menos grasas

Si practicas deporte durante la lactancia deberás prestar especial atención a la dieta, aumentado la ingesta de líquidos y evitando las grasas. Por el contrario, tu alimentación deberá ser rica en hidratos de carbono complejos para mantener los depósitos de azúcar, la principal fuente de energía para la actividad física. Y si quieres perder peso, procura seguir una dieta equilibrada. Esto no afectará en absoluto al crecimiento de tu hijo.

Artículo recomendado: Cómo solucionar el dolor de pezones durante la lactancia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *