Consejos para dormir durante el embarazo

dormir embarazo
Aunque siempre se habla de las dificultades que los padres tienen a la hora de conciliar el sueño durante los primeros meses de vida del pequeño, muchas veces no tenemos en cuenta los problemas que las embarazas tienen para dormir durante las diferentes etapas del periodo de gestación. Así, tanto la calidad como la calidad del sueño se ven afectadas.

Lo que hoy queremos hacer en Rincón del Peque es darte algunos útiles consejos que te ayudarán a conciliar el sueño. ¿Te apetece acompañarnos?

Buenos hábitos de sueño

Una de las claves para descansar bien durante el embarazo es adquirir unos buenos hábitos de sueño. Así, lo que te recomendamos es que te vayas a dormir siempre a la misma hora, no sin antes haber realizado una actividad relajante, como darte un baño o leer. También es importante que te levantes siempre a la misma hora y que te duermas una siesta de una media hora.

La mejor postura

Por otro lado, debes saber que la mejor postura para dormir, especialmente en el tercer trimestre, es recostada sobre el lado izquierdo, ya que de esta manera la sangre y los nutrientes llegan mejor al útero y al bebé. Además, te resultará una posición cómoda aún con la barriga grande.

dormir embarazo1

Alimentación y bebidas

También es importante que no comas nada pesado por la noche, especialmente alimentos picantes o ácidos. Por supuesto, no deberás cenar justo antes de irte a la cama. Si aun así tienes nauseas, te recomendamos que le eches un vistazo a nuestro artículo “Consejos para evitar las náuseas durante el embarazo”. En cuanto a las bebidas, te recomendamos que elimines la cafeína de tu dieta. Además, es mejor que no bebas muchos líquidos durante las últimas horas del día para no tener que levantarte para ir a hacer pis.

Otros consejos

Por otro lado, te recomendamos que hagas ejercicio de forma regular, lo que provocará que mejore la circulación y se reduzcan los calambres, los dolores y la hinchazón; utilices colchones y almohadas diseñadas para embarazadas; desconectes todos los aparatos electrónicos; y practiques técnicas de relajación como el yoga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *