Cómo evitar y aliviar los gases en el bebé

gases bebes
Los gases, una de las grandes preocupaciones que los padres tienen respecto a sus bebés. Y es que en sus primeros meses de vida, los niños suelen sufrir bastante este problema, que no debe confundirse con el hecho de que el bebé apriete la tripa y gruña con frecuencia después de cada toma, una respuesta habitual del cuerpo del pequeño.

Así, los bebés que verdaderamente sufren de gases son aquellos que tienen la barriga hinchada, expulsan bastantes gases y pueden estar llorando durante horas. Son varias las causas que pueden ocasionar este problema en los recién nacidos, pero lo que está claro es que podemos solucionarlo o, al menos, aliviar el pequeño. ¡Te damos algunos consejos a continuación!

El pecho o el biberón

Lo primero que deberás hacer será evitar que los niños acumulen gases. ¿Cómo? Pues lo más importante es que procures que durante las tomas traguen el menor aire posible, por lo que tendrás que darle el pecho o el biberón de forma tranquila. Si se trata del biberón, éste deberá estar en posición vertical. Además, la tetina no deberá ser demasiado pequeña, ya que provocaría que el bebé se esforzara más y, como consecuencia, tragara más aire.

gases bebes1

Eructar tras la toma

Tras la toma, y en medio de ella si es muy propenso a los gases, deberás procurar que el pequeño eructe. Lo normal es cogerlo en brazos y apoyarlo sobre el pecho mientras se le da unas palmaditas en la espalda, aunque si esto no te funciona, puedes probar con otras posturas como colocar al bebé boca abajo cogiéndole la tripa con una mano y dándole golpes con la otra.

Masaje

Si con estos consejos no te ha sido suficiente para evitar los gases, entonces solo te quedará aliviar el dolor. Aunque existen medicamentos dirigidos para este problema, no son de lo más efectivos, así que te recomendamos que, con las dos manos, realices un masaje en la tripa del bebé. También es bastante efectivo estirar al bebé boca arriba, coger sus tobillos y presionar las rodillas en el vientre con suavidad, repitiendo este movimiento varias veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *