Biogateo de Biomecanics: esta ha sido mi experiencia

bebe-feliz
¡La eterna búsqueda del zapato perfecto! Parece que los padres estamos destinados a buscar sin tregua un calzado para nuestros pequeños que les encaje a la perfección.

Esta búsqueda, por si te lo preguntas, no termina nunca o al menos mientras seamos nosotros responsables de elegir el calzado que deben llevar. Ahora bien, si por lo menos encuentras una marca que suela cumplir tus expectativas, la cosa se pone mucho más fácil.

En este caso he probado Biogateo, una de las líneas de Biomecanics enfocada a los más peques de la casa, de hecho se anuncia como la línea para «la etapa de gateo y primeros pasos».

¿Por qué Biomecanics para el calzado infantil?

A la hora de buscar zapatos para los niños te aconsejo paciencia y, sobre todo, buscar información y valoraciones. Un buen truco es buscar en Amazon y ver cómo valoran el producto. Me sorprendió la de valoraciones positivas que tiene su modelo básico de deportiva.

Otra opción es ir a una zapateria especializada en calzado infantil, están especializados y suelen aconsejarte bien, con la ventaja que puedes tocar y probarlo. Si no tienes ninguna cerca, siempre puedes ir a la sección de zapateria del Corte Inglés.

En Internet encontrarás muchas marcas, cada una con sus ventajas y sus desventajas. Yo me fijo mucho en la calidad de los materiales y como está fabricado el producto. Me da mucha confianza que esta marca está especializada en calzado infantil, y lleva más de 50 años en el mercado.

Me llamó mucho la atención que la marca colabora activamente investigando junto al Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV) para fabricar su calzado, en función de las necesidades que tienen los pies de los niños en su desarrollo. Si no me equivoco, es la única marca de toda España que colabora con esta institución y, en la práctica, te ofrece una confianza adicional que otras marcas pues no presentan a primera vista.

Luego resulta que Biomecanics tiene dos líneas de calzado infantil, Biogateo y Bioevolution. Esta última está más pensada para niños algo mayores, concretamente para la «etapa de maduración de la marcha» según dicen en sus folletos. Así que aquí no tuve demasiadas dudas, me volqué directamente en la de Biogateo.

nino-feliz

La experiencia que ofrece Biogateo

Antes de explicar la experiencia que hemos tenido con Biomecanics, creo que es importante dejar algo muy claro. ¡Cada niño es un mundo!

Si ya tienes hijos o has convivido con alguna de estas adorables y pequeñitas criaturas, lo habrás notado en sus gustos para comer, en sus hábitos de sueño o a la hora de sus preferencias para jugar.

Bueno pues con el calzado pasa exactamente lo mismo, si tu pequeño es de los que rechaza las novedades o los cambios, lo más seguro es que llore o se queje nada más verlos. ¡No importa que sean los mejores zapatos infantiles del mundo!

Mi consejo es que no se los pongas en ese momento y que esperes a que tenga alguna distracción, para colocárselos y ver cómo va con ellos.

Si eliges Biogateo, notarás probablemente desde el primer momento que va cómodo con este calzado, tanto si es de los que gatea sin parar como si ya va con sus primeros pasos avanzando y descubriendo el mundo a su alrededor.

Me gusta informarme bien de lo que compro, sobre todo si es para los niños, así que me he informado un poco sobre sus materiales y funcionalidades.

Me da mucha confianza que la marca haya realizado estudios para entender las necesidades del pie del niño en cada etapa antes de fabricarlos. He conocido la experiencia de otras mamás que han comprado los zapatos de marcas con relativamente poco tiempo en el mercado y han tenido muchísimos problemas de calidad y sobre todo de calce que es lo más preocupante, ya que puede llegar a producirle lesiones en el pie. Algunas de estar marcas funcionan con prueba y error entre sus clientes y me parece un horror, a mi desde luego no me apetece que sus pies hagan de cobaya.

Os comentaba antes lo de ir al punto físico para poder comparar y tocar el producto, y cuando los tienes en la mano se nota la calidad de los materiales y de los acabados y tiene miles de detalles que si no te informas se te escapan.

Los Biogateo tienen una punta adherente que les ayuda en la propulsión al gatear y un hendido en «U» en la zona de detrás para que el tendón de Aquiles quede libre y sin presiones. Esto viene genial si tu peque todavía gatea bastante, pero no es algo negativo si no gatea. Simplemente está ahí para cuando lo necesite y no le afecta en absoluto si está dando sus primeros pasos o como el mío, que está en la fase de las dos etapas.

Al parecer cuentan con un estabilizador lateral exterior que les ayuda bastante a mantener la estabilidad que han ido aprendiendo hasta ahora. Gracias a él, entre otras cosas, los pequeños con calzado de Biomecanics no se caen tanto como con otros acabados o diseños y esto me deja bastante tranquila.

Otra cosa en la que me fijo muchísimo, ya no solo en el calzado sino en cualquier prenda infantil es si es fácil de limpiar y saludable para ellos.

Este calzado de Biomecanics me ha gustado porque tiene materiales transpirables. ¡Esto es súper importante en los pies de los pequeños porque evita que surjan infecciones por humedad!

Por dentro, son perfectos. No tienen bordes ni costuras, están muy bien hechos en ese sentido. Esto evita que el niño tenga alguna rozadura o molestia cuando se desplaza, por lo que para mí es algo a tener muy en cuenta y un detalle en el que no se fijan muchas marcas.

Además, tienen una plantilla extraíble muy fácil de quitar y de poner, así que puedes airear el zapato siempre que lo necesites.

En conclusión, la experiencia con Biogateo de Biomecanics ha sido satisfactoria. Es un buen calzado infantil para los pequeños tanto si están gateando todavía como si están ya comenzando a andar.

Mi consejo es que consultes los modelos disponibles y, si crees que alguno encaja en tus preferencias o en lo que estás buscando para el pequeño, le des una oportunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.