Consejos para reanimar a un niño o a un bebé que se ha dado un golpe

nino-golpe
Los golpes en la cabeza son bastante frecuentes en bebes y niños, ya sea por culpa de caídas desde sitios elevados (cambiadores, mesas, sillas), por tropiezos al dar los primeros pasos o por accidentes en bicicletas o patines, entre otros muchos motivos. Lo normal es que estos golpes no revistan gravedad, pero de todas formas es importante saber cómo actuar si los pequeños se dan un golpe en la cabeza, sobre todo porque puede ocurrir que el pequeño deje de respirar.

Hoy en Rincón del Peque te damos algunos consejos para reanimar a un niño o un bebé tras un golpe en la cabeza. ¿Nos acompañas?

Vigilar al niño

Pierdan el conocimiento o no, es muy importante vigilar a los niños después de haber sufrido un fuerte golpe en la cabeza para poder ver si tiene algunos síntomas preocupantes: somnolencia excesiva, pérdida de conciencia, convulsiones, vómitos, confusión, desorientación, visión borrosa, alteración del habla, llanto permanente, problemas de coordinación, sangrado por la nariz u oídos, adormecimiento de algún brazo… Lógicamente, si observas alguno de estos síntomas tendrás que acudir inmediatamente al hospital.

nino-golpe1

En un sitio tranquilo

Por otra parte, debes saber que tras el golpe, el pequeño deberá estar en un sitio tranquilo y silencioso. Además, es recomendable que la cabeza esté un poco elevada y aplicar frío en el lugar del golpe. Por otro lado, es aconsejable darle líquidos fríos en pequeñas dosis.

No le muevas

Si crees que el niño o el bebé puede haber sufrido una lesión importante, lo mejor es que no le muevas. Sobre todo no debes moverle el cuello. Si el niño deja de respirar, tendrás que hacerle maniobras de ventilación y un masaje cardiaco. Eso sí, para hacer la reanimación tendrás que asegurarte de que no respira. De lo contrario, podría perjudicarle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *