Consejos para evitar accidentes infantiles en casa

accidentes infantiles consejos
Aunque, según las estadísticas, los menos afectados por los accidentes domésticos son los niños, es importante que estemos bien alertas, ya que sí que son el grupo más vulnerable por culpa de su extrema curiosidad y su limitada capacidad de comprensión.

Con el objetivo de que tengas los menos sustos posibles durante la niñez de tu hijo, hoy en Rincón del Peque vamos a darte un montón de consejos para evitar los accidentes domésticos. Como podrás comprobar tú mismo, con unas sencillas medidas serás capaz de prevenir verdaderos problemas.

No dejes a los niños solos

La primera medida para evitar accidentes domésticos es no dejar a los niños solos nunca, especialmente si son muy pequeños y no tienen edad de comprender las consecuencias de sus actos. Aun así, siempre deberás explicarles de manera clara y sencilla los riesgos que pueden correr si hacen determinadas cosas. Y si no te queda más remedio que dejarles solos en una habitación, no dudes en utilizar elementos de intercomunicación.

accidentes infantiles consejos1

Puertas ventanas y conexiones eléctricas

Por supuesto, es esencial que las puertas y las ventanas de casa se mantengan siempre cerradas y que los pequeños no puedan acceder a ellas. Por supuesto, también nos referimos a las puertas de los armarios, especialmente de los que contienen productos u objetos peligrosos: medicamentos, detergentes, alcohol, objetos de vidrio, cuchillos… De la misma forma, también es importante que no tengan acceso a las conexiones eléctricas. En el mercado encontrarás productos para cubrir enchufes.

Bordes, puntas y filos cubiertos

Por otro lado, es muy importante que cubras los bordes, las puntas y los filos de tus muebles para que, en caso de caída o tropezón, los pequeños no resulten heridos. Además, es recomendable fijar los muebles a la pared.

Cuidado con los objetos que dejas a la vista

Por otro lado, te recomendamos que no dejes objetos peligrosos a la vista (cuchillos, tijeras…) y que procures que no lleguen a ollas, sartenes ni a los extremos de manteles para que no puedan tirar de ellos y tirarse encima lo que hay encima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *