Cómo utilizar el aire acondicionado con bebés en casa

bebes en casa
Cuando llega el verano, muchos ponemos el aire acondicionado a tope para poder soportar las altas temperaturas típicas de esta época del año. Sin embargo, hay que tener cuidado cuando hay bebés en casa, ya que estos aparatos pueden llegar a ser peligrosos para los bebés. Por un lado, secan el ambiente, lo que puede provocar irritación en los ojos o en las vías respiratorias del pequeño; mientras que una temperatura demasiado baja puede causar el enfriamiento del bebé.

Así, aunque podrás utilizar el aire acondicionado aunque haya niños pequeños en casa, será importante que tengas en cuenta algunas recomendaciones. Hoy en Rincón del Peque queremos hablarte de las más importantes. ¿Te apetece acompañarnos?

Ventilación y humidificadores

Lo primero que debes saber es que los expertos recomiendan que el aire acondicionado se mantenga a 25º, una temperatura ideal tanto para adultos como para bebés. Por otro lado, es imprescindible que las habitaciones se ventilen de forma periódica y usar humidificadores para que la humedad no descienda demasiado.

aire acondicionado

Que no alcance el aire al pequeño

También es importante que el aire no alcance directamente al pequeño para que el bebé no sufra enfriamientos y, como consecuencia, alguna enfermedad. Y por mucho que sea verano, no olvides llevar ropa de abrigo en el carrito, ya que algunos establecimientos podrán tener el aire acondicionado muy alto.

Otras recomendaciones

Por otro lado, es importante que evites los cambios de temperatura bruscos. Así, lo mejor es que apagues el aire o subas la temperatura antes de salir de casa para que el bebé no note el cambio. Además, te recomendamos que apagues el aire por la noche y que mantengas el aparato del aire acondicionado limpio para evitar la proliferación de ácaros, mohos y otros microorganismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *