Enfermedades más comunes en bebés prematuros

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

bebes-prematuros
Una de las cosas que más preocupa a los futuros padres es que su hijo nazca de forma prematura, es decir, antes de la semana 37 de gestación. Lamentablemente, cada vez hay más niños que nacen bajo estas circunstancias.

Normalmente, los bebés que nacen prematuramente no tienen su organismo completamente desarrollado, por lo que requieren de mayores cuidados, entre otras cosas porque son más propensos a sufrir algunas enfermedades. Hoy te hablamos de las más habituales y de otras complicaciones. ¿Te gustaría acompañarnos?

Problemas respiratorios

Lo primero que queremos comentar es que los problemas respiratorios son bastante frecuentes en los bebés prematuros, ya que los pulmones no han terminado de desarrollarse. Por ejemplo, pueden sufrir episodios de apnea o displasia broncopulmonar.

bebes-prematuros1

Infecciones

Los bebés que nacen antes de tiempo también pueden sufrir infecciones debido a que sus sistemas inmunológicos no están totalmente desarrollados. Así, por ejemplo, pueden sufrir gripes, catarros, neumonías, meningitis…

Hemorragias

También debes saber que durante el parto y los días posteriores, estos bebes pueden sufrir hemorragias cerebrales, especialmente los que pesan menos de 2 kilos. Esto se debe a la inmadurez y a la fragilidad de los tejidos de los vasos sanguíneos.

Anemia

Uno de los problemas más comunes es la anemia, es decir, la falta de hierro. Esto se debe a que los bebés almacenan la mayor cantidad de glóbulos rojos durante los últimos meses del embarazo.

bebes-prematuros2

Otras complicaciones

Además de las enfermedades y complicaciones que ya te hemos comentado, debes saber que, tras el parto, los bebés prematuros pueden sufrir problemas como la hipotermia, ya que es complicado controlar su temperatura corporal; trastornos cardiovasculares; hipoglucemia o hiperglucemia; ictericia, ya que el hígado no está del todo desarrollado; o retinopatía del prematuro. Si quieres descubrir más información, lo mejor es que consultes con el médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *