Causas del rechazo de la leche por parte de los niños

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

ninos-problemas-leche
Aunque la leche no es indispensable tras el periodo de lactancia, debes tener en cuenta que sí que se trata de un excelente alimento, especialmente como fuente de calcio, que es necesario para formar los huesos y los dientes. Sin embargo, hay muchos niños que rechazan la leche.

En algunos casos, los pequeños de la casa no quieren tomar leche porque no les gusta o, simplemente, porque a la hora de desayunar o merendar prefieren tomar otro tipo de alimentos. Sin embargo, a algunos niños les sienta mal. Hoy te explicamos las dos causas principales del rechazo de la leche por parte de los niños. ¿Nos acompañas?

Intolerancia a la lactosa

Tal y como explican desde la Asociación Española de Pediatría (AEP), algunos niños digieren mal la lactosa, que es el azúcar natural de la leche. Es lo que llamamos intolerancia a la lactosa. Los pequeños que tienen este problema, pueden tener nauseas, dolor de barriga y diarrea tras tomar leche.

ninos-problemas-leche1
Si tu hijo tiene intolerancia a la lactosa, pero no tiene síntomas tomando pequeñas cantidades, deberás procurar que siga tomándola, aunque en pequeñas cantidades (si tiene síntomas es mejor que le ofrezcas leches sin lactosa). También es buena idea que les ofrezcas más leches fermentadas o queso. Por supuesto, también deberás procurar que coma otros alimentos ricos en calcio: pescados, carnes, claras de huevo, verduras, legumbres…

Alergia a las proteínas de la leche

Por otro lado, debes saber que los niños también pueden tener alergia a las proteínas de la leche de vaca. Este tipo de alergia suele iniciarse al mismo tiempo que se le dan al bebé los primeros biberones de leche adaptada. Algunos de los síntomas son la hinchazón de los labios y la cara, la aparición de manchas rojas y habones con picor en el cuerpo, nauseas, vómitos y dolor abdominal. Lógicamente, los niños que tienen este problema deben evitar por completo la leche de vaca y sus derivados. Lo bueno es que con el paso del tiempo, la alergia puede desaparecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *