Cuatro ideas para conciliar en verano

Los horarios profesionales tienen en su mayoría un calendario diferente al de la agenda escolar. Cuando llega el verano, es necesario establecer una nueva reorganización de la agenda familiar. Algunas empresas también cambian su horario como medida estacional. Una ventaja para aquellos trabajadores que tienen una jornada diferente durante el resto del año. ¿Cómo conciliar durante estos meses?

Campamentos urbanos

Es una de las opciones más demandadas puesto que ofrecen una programación de varias horas cada día a partir de una oferta de ocio en la que participan niños que tras despedir la jornada de cada día vuelven de nuevo a su hogar.

Niñera nativa o bilingüe

Este es un dato que muchas personas valoran especialmente al elegir el perfil de una persona cualificada para cuidar de los niños durante el verano. De este modo, el niño también podrá continuar con el aprendizaje de este idioma durante las vacaciones infantiles. Un refuerzo que también puede alinearse con la asistencia a un campamento de verano de inglés.

Escuelas de verano

Algunos centros escolares también completan su oferta formativa habitual con la propuesta de una escuela estival que programa actividades dinámicas para niños.

imagen-familiar

Familia

Muchos abuelos colaboran en esta conciliación familiar no solo durante el curso sino también en vacaciones de verano. Siempre teniendo en cuenta su disponibilidad y su propia agenda estival, a través de este tiempo compartido en común abuelos y niños refuerzan un lazo que es tan importante para ambos. Un verano con los abuelos que en ocasiones está vinculado a la ilusión de un viaje al pueblo o a la alegría de recibir su visita en casa.

Por tanto, la conciliación durante el verano puede no depender de un único aspecto sino de la combinación de varios elementos que influyen en esta planificación de estos meses del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *