Consejos para sobrellevar el embarazo en verano

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

embarazo verano
¿Estás esperando la llegada de un bebé? Pues antes de nada queremos darte nuestra más sincera enhorabuena. Aprovechando que estamos en verano, no queremos dejar escapar la ocasión para darte algunos consejos para poder sobrellevar mejor el embarazo durante esta época del año, ya que somos conscientes de que puede resultar realmente agotador.

Si las altas temperaturas pueden generar una sensación de malestar a la población en general, para las futuras mamás los meses de verano pueden convertirse en un verdadero infierno. ¿Te gustaría acompañarnos?

Hidratación y alimentación

Durante el verano, las embarazadas suelen sentirse más cansadas y fatigadas. Por suerte, hay algunos trucos que pueden aliviar estos síntomas. Así, lo primero que deberás hacer es mantenerte bien hidratada. De hecho, es muy importante que bebas mucha agua para prevenir la deshidratación. Por supuesto, también es muy recomendable tomar zumos naturales, leche, frutas y verduras. En cuanto a la comida, es preferible que sea refrescante, ligera e hidratante. Así, más allá de las frutas y verduras de temporada, no olvides incluir en tu dieta hortalizas, lácteos frescos, gazpachos y ensaladas de todo tipo. Por supuesto, deberás evitar las grasas y las comidas muy calientes.

embarazo verano1

Descansa

Para evitar el cansancio, es importante que duermas todo lo que puedas. Además, aunque no deberás abandonar el ejercicio por completo, sí que deberás adecuarlo a tu estado. Puedes salir a pasear, caminar por la playa, nadar… Si lo que te cuesta es conciliar el sueño, te recomendamos ventilar bien la habitación, utilizar un ventilador (no lo dirijas hacia ti), hacer ejercicio durante el día para mantenerte cansada, dormir con ropa ligera o desnuda y cenar de forma ligera.

Para las hinchazones

Por último, queremos darte algunos consejos para los problemas de hinchazón, muy típicos de las embarazadas, especialmente en verano. Así, es importante que evites estar mucho tiempo de pie y quieta, te des duchas frías alternando con agua templada, bebas abundante agua, muevas las piernas todo el tiempo que puedas, tomes alimentos diuréticos y te des masajes linfáticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *