Cómo usar el sacaleches

sacaleches
Si tienes pensado dar el pecho a tu bebé, será mejor que te hagas con un sacaleches, sobre todo si el pequeño es prematuro o tienes que incorporarte al mundo laboral, ya que esta herramienta te resultará tremendamente práctica, permitiéndote vaciar tus pechos cuando estés varias horas separada de tu pequeño.

En el mercado podrás encontrar sacaleches de diferentes tipos. Deberás escoger el tuyo dependiendo de la frecuencia de uso. Independientemente del modelo que escojas, te resultará muy útil echarle un vistazo a los consejos que vamos a darte a continuación para utilizar el sacaleches.

El lugar adecuado

Lo primero que debes tener en cuenta es que la extracción de la leche puede resultar algo difícil, aunque se aprende con la experiencia. Lo más importante es que te sitúes en un lugar cómodo y cálido en el que no vayas a sufrir interrupciones. Además, debes saber que algunos expertos recomiendan tener a mano una foto o un objeto del bebé. Por otro lado, es esencial que antes de manipular el sacaleches te laves las manos. Además, es buena idea dar un suave masaje en el pecho antes de iniciar el proceso.

sacaleches1

Primeras veces

También queremos recomendarte que las primeras veces que utilices el sacaleches hagas succiones cortas, rápidas y suaves. Eso sí, debes tener en cuenta que durante los primeros minutos lo más probable es que no salga leche. Cuando comiencen a salir las primeras gotas de leche, la succión deberá ser más lenta y mantenida. De forma progresiva, irás tolerando mejor las succiones. Eso sí, en ningún caso deberás hacerte daño, por lo que si notas dolor deberás disminuir la intensidad o recolocar el pezón. Por otro lado, te recomendamos que te des un masaje en el pecho mientras estés utilizando el sacaleches, insistiendo en las zonas más duras.

Repetir el proceso

Cuando la leche deje de salir, deberás cambiar de pecho y repetir el mismo proceso. Además, debes tener en cuenta que cuando hayas finalizado con este último, puedes obtener un poco más del primero. Para finalizar, deberás verter la leche en un recipiente limpio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *