Cómo debe ser la merienda de los niños

merienda
Hace unos días te hablamos del desayuno ideal para los niños pero, ¿qué hay de la merienda? Pues bien, aunque a veces no le demos la importancia que se merece, resulta importantísima para la salud del pequeño.

Al tener el estómago pequeño y requerir mucha energía durante todo el día, los niños necesitan comer varias veces al día, aunque en pequeñas dosis. Por supuesto, con esto no queremos decir que pueden estar picando cada vez que les entre el gusanillo, sino que tengan unas horas establecidas para cada comida. Por supuesto, deberemos ofrecerles los alimentos adecuados. Para echarte una mano, hoy en Rincón del Peque te explicamos cómo debe ser la merienda de los más pequeños de la casa.

La importancia de la merienda

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de hablar de la merienda para los niños es que debe representar el 15% de aporte energético del día. Además, es importante saber que la merienda garantiza que los pequeños puedan continuar la jornada y emprender las actividades extraescolares, además de disminuir el riesgo de la obesidad infantil, ya que los pequeños llegarán a la noche con poca hambre.

ninos futboleros

Cómo debe ser la merienda

La merienda no debe ser excesiva y, por supuesto, no debe interferir en la digestión del mediodía, por lo que deberá estar bastante alejada de la comida. Tampoco deberá estar próxima a la cena. En cuanto a los alimentos que debe contener, se recomiendan la leche y sus derivados, la fruta y los cereales. Por supuesto, es esencial evitar los alimentos demasiado calóricos y los que son ricos en grasas saturadas o en azúcares refinados.

Si el pequeño hace alguna actividad física por la tarde, lo ideal es que después se hidrate con agua, batidos naturales o zumos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *