Cinco beneficios del yoga durante el embarazo

pareja-joven
El cuidado personal es una rutina de bienestar muy necesaria durante cualquier momento de la vida y, también, durante el embarazo. El yoga es una disciplina disfrutada y practicada a nivel general. Pues bien, esta disciplina también puede aplicarse de forma específica al embarazo. ¿Qué beneficios ofrece?

Control de la respiración

La respiración contiene uno de los principio de bienestar generalizado del organismo. Las preocupaciones, la impaciencia o el miedo al parto son factores que pueden alterar el ritmo natural de la respiración. Sin embargo, por medio de las dinámicas de yoga centradas en la atención consciente vuelves a conectar con tu propio centro vital.

Conocimiento de las emociones

La introspección es muy necesaria durante el embarazo para incrementar la experiencia emocimonal de poner nombre a los sentimientos internos. El yoga no solo te permite comprender cómo te encuentras a nivel interno, sino también, influir de forma positiva en tu estado de ánimo para alimentar el optimismo.

Conexión cuerpo y mente

El embarazo no solo produce una transformación física, sino también, psicológica. El lenguaje del yoga también propicia la expresividad en esta doble dirección de cuerpo y mente. El yoga te ayuda a experimentar una agradable sensación de armonía y equilibrio.

Cuidado de la postura corporal

El incremento de peso influye de forma evidente en la propia posición del cuerpo. A través de la práctica del yoga puedes incrementar tu autoconciencia en torno a este punto para minimizar el impacto de posibles dolores que son la consecuencia del aumento de peso.

mujer-embarazada-en-el-parque

Inteligencia social

Al asistir a clases de yoga para embarazadas, asistes a clases con otras mujeres que están viviendo el mismo momento vital que tú. De este modo, el grupo fortalece tu propia motivación y autoestima a partir de la empatía y la comunicación expresada a través de las dinámicas terapéuticas de esta disciplina.

Sin embargo, antes de empezar a practicar yoga, pide consejo a tu médico para asegurarte de que no existe ningún tipo de contraindicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *